La pelea de YouTube que agitó al mundo vegano en internet


Cuando Anna Scanlon se sumergió en el submundo del veganismo en internet no imaginó que meterse con otro bloguero de YouTube terminaría en una demanda por difamación y en un escándalo público.

"En un momento dado busqué mi nombre en Google y encontré el resultado "Anna Scanlon ofrece sexo". Me dieron ganas de vomitar", le contó esta estadounidense a la BBC.

Para Anna fue un giro de acontecimientos infernal sobre lo que había sido un cambio positivo en su vida.

Tras mudarse en 2012 a Reino Unido desde California, Scanlon encontró en la publicación de videos en YouTube una forma de mantener informados a sus amigos y familiares sobre su nueva vida, y también una manera de presentarse ante toda una nueva comunidad.

"Cuando me fui a vivir a Inglaterra no conocía a nadie, y YouTube se convirtió en un medio para interactuar con otras personas en mi día a día", recuerda.

Scanlon, quien ahora tiene 34 años, se volcó en sus estudios -un doctorado sobre la historia del Holocausto en la Universidad de Leicester- pero también en su canal de YouTube.

Al mismo tiempo decidió hacerse vegana, motivada por su deseo de perder peso y por razones éticas. Así fue como comenzó a abordar temas sobre el veganismo a través de la plataforma de videos.

Sin embargo, pronto se convertiría en el blanco de las críticas de otro "videobloguero" vegano muy conocido: "Vegan Cheetah"(Guepardo Vegano).

Dramas de YouTube
"Vegan Cheetah", cuyo nombre real es Charles Marlowe-Cremedas, es un videobloguero vegano muy popular que vive en California.

Su canal de YouTube cuenta con más 37.000 suscriptores, y en sus videos suele propiciar debates sobre el veganismo. Tiene un estilo que en YouTube se conoce como"dramático" y que combina reportajes sobre sus vivencias con chismes y rumores no corroborados sobre otros creadores de contenido y celebridades.

Y ese género es muy usado por videoblogueros veganos.

Al igual que en otras subculturas, las disputas dentro del mundo vegano suelen ser complejas y -sobre todo para quienes no forman parte de él- a menudo resultan tediosas.
TAG
Author Avatar

La libertad de expresión es un derecho fundamental, consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Las constituciones de los sistemas democráticos también lo señalan. De la libertad de expresión deriva la libertad de prensa. Nuestro compromiso es con la verdad y la difusión libre de las ideas.