Mundial Rusia 2018: cómo el fútbol le sirve a Putin como vitrina para mejorar la imagen de su país

Todos los focos están puestos sobre Rusia. Pero, esta vez, no tiene nada que ver con los envenenamientos de espías, la interferencia en elecciones y otros puntos de tensión con la comunidad internacional.
Es por el fútbol, el Mundial, el nuevo gran aliado de Vladimir Putin.
Aunque el presidente ruso haya reconocido que no es amante de este deporte, está entregado a la causa en el Mundial que organiza su país.
No en vano, es el escaparate perfecto para mejorar la imagen global de Rusia en un momento de aislamiento, según coinciden los analistas consultados por BBC Mundo.
La guerra en Siria, el conflicto en Ucrania, los casos de exespías envenenados en Reino Unido o la supuesta injerencia en procesos electorales de Estados Unidos y otros países son algunos de los asuntos que han ido restando apoyos a Rusia en el escenario internacional.
Mucha gente puede quedar impresionada por la gestión rusa del Mundial, pero habitualmente esas impresiones tienen una recompensa limitada", opina por su parte Stephen Sestanovich, exembajador extraordinario en la extinta Unión Soviética y miembro del think tank Consejo de Relaciones Exteriores.
En su opinión, solo hay una manera en la que el Mundial puede propiciar un cambio: si Putin quiere realmente que se produzca y utiliza la buena atmósfera del fútbol para dar un paso atrás en los grandes conflictos.
"¿Lo hará? Ahí está la oportunidad si quiere tomarla", señala Sestanovich. "Pero no estoy seguro de que Putin sea tan creativo".

TAG
Author Avatar

La libertad de expresión es un derecho fundamental, consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Las constituciones de los sistemas democráticos también lo señalan. De la libertad de expresión deriva la libertad de prensa. Nuestro compromiso es con la verdad y la difusión libre de las ideas.