El jueves 30 y viernes 31 de agosto serán días no laborables


Los trabajadores del sector público y privado tendrán a fines de agosto la oportunidad de disfrutar de un nuevo fin de semana largo, al haberse declarado el viernes 31 de agosto día no laborable de naturaleza compensable.

El Decreto Supremo 021-2017-TR, publicado en diciembre pasado, declaró cuatro días no laborables para el 2018, uno de los cuales es el viernes 31 de agosto que, sumado al jueves 30 (feriado calendario) y los descansos naturales del sábado y domingo, crean un fin de semana largo.

La norma precisa que las horas dejadas de trabajar en dichos días serán compensadas en la semana posterior, o en la oportunidad que establezca el titular de cada entidad pública, en función de sus propias necesidades.

Añade que los titulares de las entidades del sector público adoptarán las medidas que se requieran para garantizar la provisión de aquellos servicios que sean indispensables para la sociedad durante los días no laborables.
Sector privado

El sector privado también podrá acogerse a lo dispuesto en el decreto, previo acuerdo entre el empleador y sus trabajadores, quienes deberán establecer la forma como se hará efectiva la recuperación de las horas dejadas de laborar; a falta de acuerdo decidirá el empleador.

Están exceptuadas de los días no laborables aquellas labores indispensables, en todo tipo de empresa, cuya paralización ponga en peligro a las personas, la seguridad o conservación de los bienes o impida la reanudación inmediata de la actividad ordinaria de la empresa.

Corresponde al empleador determinar tales labores y la relación de los trabajadores que deben desempeñarlas.

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Lima (CCL), el sector turístico aporta 4% al Producto Bruto Interno (PBI) peruano y genera además más de un millón de puestos de trabajo entre directos e indirectos.


TAG
Author Avatar

La libertad de expresión es un derecho fundamental, consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Las constituciones de los sistemas democráticos también lo señalan. De la libertad de expresión deriva la libertad de prensa. Nuestro compromiso es con la verdad y la difusión libre de las ideas.